E.T.I.C.A. Equipo Terapéutico Interdisciplinario con Animales
Contacto: Diana Diaz y Silvia Yelin taca.etica@yahoo.com.ar

¿QUIÉNES SOMOS?
Somos un grupo de profesionales de la salud que tiene como objetivo, “favorecer el encuentro humano-animal, promoviendo el vínculo entre ambos para mejorar la calidad de vida de las personas".
Sabemos que en el vínculo que se establece entre las personas y los animales, prevalece una forma de comunicación primitiva donde el reconocimiento de un otro y de sí mismo es generada a través del lenguaje corporal y el contacto. Por lo cual dicha comunicación está íntimamente ligada a lo emocional y afectivo.
Aunque los perros y los caballos son los animales más utilizados en la terapia y actividades asistidas con animales (TACA) también se utilizan animales de granja, gatos, peces, pájaros y cualquier animal que el profesional considere apropiado para el tratamiento del paciente.
Actualmente estamos desarrollando un taller con perros en el Hospital de Emergencias Psiquiátricas Torcuato de Alvear, para el servicio de adolescencia.
Además estamos en proceso de formación de una “asociación civil” para darle un encuadre jurídico a nuestra tarea.

TALLER DE ACTIVIDADES CON PERROS – HOSPITAL ALVEAR – Servicio de Adolescencia
En nuestro taller comenzamos planteando el espacio como un lugar donde los pacientes y los perros, mediante actividades previamente diseñadas, pudieran interactuar y comenzar a establecer un vínculo.
Desde un principio los adolescentes mostraron mucho interés por conocer a los perros e interactuar con ellos.
En las actividades y juegos que realizamos desde el 8 de abril a la fecha pudimos comenzar a trabajar y estimular puntos tales como:
-Habilidades de interacción y comunicación, en juegos donde tienen que colaborar o ayudarse entre ellos para lograr los objetivos del juego.
-Habilidades para interpretar indicaciones y seguir secuencias estimulando la memoria a corto y largo plazo, enseñándole a los perros ejercicios como “sentado”, “echado”, “quedate y vení”, los cuales repetimos encuentro tras encuentro reforzando lo aprendido.
-La autoestima y seguridad en sí mismo, cuando logran que el perro responda a las órdenes aprendidas, reforzando el acierto con un premio por la respuesta obtenida (le dan al perro comida o caricias si hace lo que ellos le piden).
-El cuidado y afecto hacia el prójimo, fomentando el cuidado y la no violencia para con los perros y entre ellos. Estimulando el afecto, las caricias y mimos hacia los perros.
-La toma de conciencia de sí mismo y de un “otro”, jugando al cambio de roles imitando al perro y al guía, practicando los ejercicios ya aprendidos.
También trabajamos sobre las similitudes y diferencias entre los humanos y los perros, comenzando por los sentidos más desarrollados en cada uno. Más concretamente, trabajamos sobre el olfato de los perros haciéndolos buscar objetos escondidos, sobre el tacto de los humanos tapándoles los ojos y pidiéndoles que mediante caricias adivinen de qué perro se trata. Sobre la audición, jugando a que los chicos reconozcan sonidos de elementos conocidos sin que los puedan ver.
-La socialización, utilizando a los perros como vehículo o puente para establecer la conexión con el otro, saliendo a pasear por el parque con la consigna de buscar personas a quienes le presenten el perro y le muestren lo que saben hacer.

Muy pocos chicos no quisieron participar por temor o poca afinidad con los perros. Por el contrario, en aquéllos que se mostraban reticentes a salir de sus camas o del servicio, han sido los perros un estímulo para que se levanten y salgan del encierro, por lo menos durante un rato o el tiempo que dura el taller.


Noviembre 2010

 


 

Boyero de Berna Club Argentino
infobbca@yahoo.com.ar